Objetivo comercial

Los objetivos comerciales son los resultados específicos y medibles que las empresas esperan mantener a medida que su organización crece. Los emprendedores y los líderes empresariales deben realizar un seguimiento del rendimiento en cada parte de su empresa para asegurarse de que están avanzando en la dirección correcta.

Los objetivos comerciales actúan como una brújula para la empresa y determinan cómo la organización debe asignar las fortalezas, las debilidades y las oportunidades que pueda haber disponibles. La mayoría de las veces, los objetivos siguen siendo los mismos hasta que cambian las circunstancias de la empresa.

Ejemplos de un objetivo comercial

Mientras que las metas comerciales describen dónde quiere llegar la empresa, los objetivos dictan las direcciones para llegar allí. Las empresas que no identifican objetivos e indicadores clave de rendimiento (Key Performance Indicator, KPI) a largo plazo no se desarrollan tan rápido como su competencia.

Algunos ejemplos de objetivos comerciales populares incluyen:

Conexión de los objetivos comerciales y las redes sociales

A menudo, las organizaciones cuentan con herramientas para ayudarlas a establecer y realizar un seguimiento de sus objetivos comerciales.

Muchos objetivos comerciales modernos se alinean con las redes sociales. Después de todo, los canales de redes sociales proporcionan muchos datos útiles para las empresas sobre el tráfico, la interacción y más.

Por ejemplo, si una empresa quisiera medir el crecimiento mediante el seguimiento del conocimiento de la marca, podría usar una herramienta como Sprout Social, combinada con su canal de redes sociales, para analizar métricas, como:

Con las herramientas adecuadas, es fácil alinear los KPI de las redes sociales con los objetivos comerciales.

Cómo crear objetivos comerciales eficaces

La mejor manera de determinar los objetivos comerciales de cualquier marca es usar la estrategia de establecimiento de objetivos SMART. Los objetivos deben ser: