Emoji

Un emoji es un pequeño ícono que se utiliza para representar una emoción, símbolo u objeto. Estos suelen aparecer en las aplicaciones de comunicación, como las aplicaciones de redes sociales y los sistemas de mensajería de texto. A lo largo de los años, hemos visto emojis en todos lados, desde Instagram y Facebook hasta los sistemas de comunicación empresarial, como Slack.

In 2015, professor Vyv Evans from Bangor University named emoji the fastest growing language in the UK. Since then, the popularity of emoji has continued to grow as people look for more ways to express themselves online.

¿De dónde provienen los emojis?

Los emojis han sido parte del escenario digital desde 1999 cuando un diseñador japonés llamado Shigetaka Kurita creó el primer emoji para un teléfono celular. El concepto de emoji se volvió popular a nivel internacional en 2012, cuando Apple lanzó su sistema iOS 6, con una gran cantidad de íconos que se podían enviar a través de sus mensajes de texto. Ahora, es posible acceder a una biblioteca de emoticonos en, prácticamente, cualquier aplicación tocando la carita feliz en el teclado de tu teléfono.

Debido a que los emojis suelen representar un sentimiento o un pensamiento específicos, se utilizan para dar intensidad y contexto a un mensaje. Muchas personas usan emojis para lo siguiente:

Los beneficios de usar emojis

Emoji are powerful in both everyday life and marketing strategies. Brands who use emoji in the subject lines of their emails see a 45% increase in open rates on average. The main reason for this is that emoji represent a universal language that almost every customer resonates with. Beyond the universal appeal of emoji, additional benefits include:

Cuándo usar un emoji

Aunque los emojis son beneficiosos en muchas interacciones en línea, es importante usarlos correctamente. Se adaptan mejor a las conversaciones en las que participan las generaciones más jóvenes que han crecido usando los íconos para expresarse. Los mejores momentos para usar emojis son estos:

Ten cuidado de no usar demasiados emojis en una sola publicación y recuerda que ciertos íconos tienen mensajes ocultos. Asegúrate de investigar el significado social de un emoji antes de publicarlo en línea.